jueves, 10 de octubre de 2013

NO TE FIES DE LAS PINTAS DE UN BUEN CHICO

Muy buenos días cosas guapas! Ya viernes, aleluya estaréis pensando muchos. Yo vivo en viernes permanentemente ( es lo que tiene la vida del nini), por lo que he decidido darle a mi fin de semana un enfoque distinto. Muy ligado ademas a mi cambio mental, me he apuntado a un curso intensivo de meditación.

Muchos os preguntaréis ¿Que se te ha perdido ahí ?.Pues ni yo se realmente la respuesta. Realmente solo se que me llama la atención. Y además encaja a la perfección con mi modo de vida que se basa en salir de mi zona de confort. Hacer cosas nuevas y distintas es mi nueva filosofía y creerme es adictivo.

Yo me di cuenta el domingo por la mañana. Por una tonteria como ir en moto. Si, llevaba sin montar en moto más de cuatro años. De hecho nunca habia ido en ese tipo de moto por ciudad ni por autopista, por eso cuando Karate kid ( seudonimo que he decidido utilizar para respetar la privacidad de mi motorista. No hace falta que diga que es un gran karateka no?) me ofrecio la noche anterior subirme en moto a mi casa no dude ni un momento. Acepte con un solemne si, sin pensar las consecuencias. Realmente pense que sería tipico plan de borrachos que nunca se lleva acabo, para que nos vamos a engañar. Pero no, esta ocasión fue diferente. 

Una hora antes de lo acordado Doble K (he decidido abreviarlo, ya que karate kid es algo espeso. Y aparte no quiero que penseis en el como el hijo de Will Smith, sino como un señor buenorro) me escribio para asegurarse de que nuestro plan siguiese en pie. Yo, aun con la legaña conteste un si rotundo de un modo incosciente. Él confirmo que venia a buscarme.

En ese momento pegue un brinco de la cama, en menos de quince minutos iba a estar recorriendo las calles de Madrid en moto. En moto, ese aparato en el que la carrocería es tu cuerpo (Si, soy un poco cagueta para coches y motos). Con Doble K, ese chico que entre sus cualidades no se encuentra la calma precisamente. En ese momento tube miedo, lo confieso. Estuve por rajarme del plan, pero no podía. Doble K ya estaba de camino, y yo aun estaba en pijama sufriendo las consecuencias de los chupitos de tequila (patrocinados por Doble K, curiosamente ).

No me quedó otra que lavarme la cara, dientes y bajar. Apenas espere dos minutos y apareció. Solo puedo decir que en ese momento sufrí en un choque de emociones. Por un lado palmas, como unas castañuelas. Ver que ese super maromo me venia a buscar en esa super moto a mí. Era todo demasiado súper. Creo que este momento fue la primera vez que me di cuenta de lo increible que es Doble K: guapo, listo, simpático..(Y podría hacer una lista infinita de maravillosos adjetivos). Pero entre todos sus valores destaco uno: cumplio su palabra de borracho. ¿Cuantos hombres la cumplen? Yo conozco a muy pocos. Y voy aun a profundizar más ¿Cuantos la cumplen por una amiga-conocida? Yo creo que es él único que puedo decir ahora mismo. 

Volviendo a nuestra historia, por otro lado me temblaban todo. ¿Como me iba a subir yo en esa moto? Puff...encima con un semiconocido, que no tengo confianza para decirle que estoy que no estoy. Y  teniendo que dar el tipo, que una tiene una reputación que mantener. 

Mientras yo reflexionaba todo lo anterior el se dedico a sacarme la indumentaria que llevaría puesta. Tuvo el detalle de traerme una chaqueta para que no pasase frío (No me digáis que no es un cuqui). Eso si, era de su talla: XL (El chico tiene buenas espaldas). En el instante en que me la puse me di cuenta de que no podía tener menos sex-appeal : abrigo XL sobre una falda larga con dos rajas laterales ( que me darían todo el viaje. Enseñe mis encantos a todo Madrid y a los conductores de la A6). Mendigo style básicamente.

El viaje fue más tranquilo de lo esperado, y debo de reconocer que me sentí un poco baby en "A tres metros sobre el cielo". Mi maromo poco tenia que envidiar a Mario Casas (Y os prometo que no exagero), pero nuestra historia es más bien escasa (Por no decir inexistente. Somos dos conocidos). Pero el ir ahí subidos los dos, agarrados, surcando las calles de Madrid. No lo neguéis, cualquiera se queda tonta.

Al llegar a casa nos despedimos con un abrazo y yo estuve el resto del domingo flotando. Y se que diréis ¿Y que narices haces que no te has fijado en él nunca antes? Pues sinceramente, por que ese grupo son una buena cosecha (Siendo sincera). Digamos que de ese grupo he tenido otros fichajes, pero malas elecciones. Menos galanes y sin paseos en moto : Error. 

Baby y H, la pareja de a 3 metros sobre el cielo.

De este paseito saque dos buenas conclusiones:
1. Si un conocido hace esto por mi, debo de ser más exigente. Y me refiero en todos los sentidos, tanto sentimental como amistoso como familiar. 
2. Si no me hubiese "arriesgado" y hubiese vuelto en autobus a casa como siempre no habría tenido una experiencia nueva. No hubiese experimentado esas sensaciones. Y sobretodo, no me habría fijado en él. ;).Hay que salir de la zona de confort.

Buen viernes a todos. Hoy una canción positiva y de mis favoritas: Quique Gonzalez- Te lo dije









1 comentario: