sábado, 25 de enero de 2014

TODOTERRENO.

Muy buenas tardes a todos. Espero que estéis teniendo un fin de semana interesante. Yo la verdad que no he parado, ya que me tocaba Master, pero ya vuelvo a estar libre. 

Curiosamente, cuanto más activa estoy, más me da por pensar y organizarme. ¿Será que me gusta motivarme en momentos de estrés? Seguramente. Hoy la verdad llevo todo el día dandole vueltas a mi estado físico. Os explico un poco mejor.

Esta mañana, cuando me estaba vistiendo a toda prisa para ir a clase he tenido un choque con la realidad. He ido a ponerme mis vaqueros, esos pantalones que son los mejores compañeros del día a día. Esa prenda que te salva en más de una ocasión de quebraderos de cabeza ya que son todoterreno, perfectos para todo. ¿Sabéis a que me refiero no? Todo el mundo tiene en su armario algunas prendas que son básicas para su vestimenta diaria.

El caso, que me voy por las ramas, es que he ido a ponerme mis vaqueros y he tenido un encuentro con la realidad. No me cerraban, ni aunque me untase en mantequilla. Ni aunque hiciese el baile del Sambito para que subiesen. Era físicamente imposible. Así que imaginar mi disgusto. No solo he tenido que buscar un plan B en menos de cinco minutos, ya que como no iba justa de tiempo, también he tenido que asumir que tengo que tomar medidas.


El momento más temido...¡¡Alerta roja!!

Si, llamarme exagerada, pero son medidas. Cuando a una mujer no le entra su pantalón perfecto es que algo tiene que cambiar, en concreto mis hábitos alimenticios. Desde hoy estoy a dieta. Si, yo la amante del chocolate. La joven que mantiene una relación a bibanda ( me he adaptado bien al juego como veis) con Ben y Jerry debe de cambiar. Se acabaron las gocherias. 

Llevo todo el día pensando que por una vez estaría bien hacer la famosa "operación bikini" que tanto tememos las mujeres con tiempo y ganas. Por mi bien y por el de mi armario ( más de un pantalón corre  un alto riesgo de ser reventado actualmente). Por todo ello me he puesto manos a la obra.

Lo primero que hice fue ir al supermercado y comprar comida saludable. Y lo siguiente, al colocarla en mi despensa y nevera, deshacerme de todo rastro de comida basura. Si, guardemos un minuto de silencio por  las galletas oreo y los doritos. Tampoco penséis que los he tirado, por Dios, no soy capaz de cometer tal crimen. Solo los he cambiado a un armario más pequeño y en cuya puerta he puesto una foto de una mujer con un cuerpo 10. Si, es un sistema parecido al del perro de Paulov pero que funciona. Cada vez que este tentada a picar veré la foto de esa mujer mirando con su cara de "No he comido guarrerías en años, tu deberías poder aguantar unas semanas" y no caeré.¿ Qué os parece?

¿Quien se atreve a picar algo bajo la mirada atenta de esta muchachita?

Bromas aparte, os animo a todos los que queráis poneros en forma. A quitarse esos kilitos de más, a comenzar ahora conmigo, poco a poco y de forma saludable. Voy también a hacer deporte (que tiemble el parque que Petardito Lopez vuelve a calzarse las mallas), lo cual dará para más de una historia seguro. Con toda mi energía positiva me despido. Un beso muy grande para todos. Tener un domingo genial :) 

Suena "Don´t save me" de Haim, perfecta para bajar a correr :)


5 comentarios:

  1. Buenos días!! Acabo de descubrir tu blog!!
    Muy buen post!!
    Echale un vistazo a mi nuevo post "Truth teller"
    http://peaceinmyshoes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. jaja muy bueno lo de alerta roja ! ;)

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post!
    Me ha gustado mucho. He descubierto tu blog por casualidad y me ha encantado tu forma de escribir y los temas, así que te sigo desde ahora mismo.
    Te invito a visitar también mi blog y si te gusta seguirlo:
    lavieestbellebyyisela.blogspot.com

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. hola!
    ese momento me llego en mi 4ª mudanza....no me valian las cosas....asi que solo compre un vaquero que ahora me queda enorme jajaja, para salir del paso y despues dieta y baile!

    bss

    ResponderEliminar